Nuestros Orígenes

Con proyectos y campañas en todos los municipios del Campo de Gibraltar (Cádiz) y acciones de cooperación en el exterior, Laboratorio Urbano de la Bicicleta nace como asociación sin ánimo de lucro en 2013, si bien sus fundadores, con experiencia anterior en consultoría urbana, ya desarrollaban proyectos de investigación y acciones conjuntas desde varios años antes.

Durante los años 2007-2008, algunos de los socios fundadores participan en un proyecto de investigación llevado a cabo en la Universidad de Cádiz para la Fundación Mapfre,  en cuyas conclusiones se ponen en evidencia, entre otras, las carencias detectadas en cuanto a la práctica de hábitos de estilos de vida saludables en edades adultas y mayores, la poca práctica deportiva de la población en la oferta municipal, las escasas acciones de comunicación y su eficacia, así como la necesidad de que las administraciones locales articulen estrategias de mejora para el fomento de este tipo de prácticas con carácter preventivo hacia la salud.

Tras este estudio se llevan a cabo varias publicaciones en Congresos sobre la importancia del fomento y promoción de los hábitos de vida saludables, además de profundizar desde diferentes ámbitos de estudio (Salud, Medio Ambiente, Urbanismo, Movilidad…) en la capacidad del uso y diseño del espacio público urbano como espacio para las personas y la importancia de regenerar las ciudades en este sentido.

Poco a poco va surgiendo en nosotros una fuerte motivación por las posibilidades del uso diario de la bicicleta en los desplazamientos urbanos en los municipios de esta comarca, en la que ya era protagonista en la década de los 50´. Esta motivación se convierte en objetivo tras la participación en una mesa redonda en el Congreso Velocity 2011 de Sevilla, donde se tiene la oportunidad de conocer de primera mano experiencias de éxito en la implantación de la bicicleta urbana como un modo más de transporte en viajes recurrentes en diferentes ciudades europeas. Para entonces, una ciudad no tan lejana para nosotros, Sevilla, es ya pionera y modelo de éxito en la planificación de estrategias y el uso de la bicicleta en Andalucía.

Posteriormente, la creación y participación en pequeñas acciones y experiencias a pie de calle con la bicicleta como protagonista nos va uniendo a un grupo de ambientólogos, arquitectos, geógrafos e historiadores, licenciados en ciencias de la actividad física y el deporte e ingenieros técnicos de obras públicas, con la inquietud de hacer realidad el papel de la misma en el día a día de los municipios del arco de la Bahía de Algeciras.

De esta forma, con el compromiso de crear una organización independiente que promueva a modo de laboratorio urbano y desde la acción permanente la cultura urbana de la bicicleta, decidimos crear una asociación sin ánimo de lucro, que finalmente se inscribe en el Registro de Asociaciones de la Junta de Andalucía con el Nº de Registro 10865.

Tras casi dos años de actividad, la organización ya cuenta con una red de más de 20 colaboradores y voluntarios en distintos ámbitos, ha firmado convenios de colaboración con la práctica totalidad de municipios del Campo de Gibraltar y otros organismos como la Universidad de Cádiz y el Consorcio de Transporte Metropolitano del Campo de Gibraltar, y trabaja en colaboración con otras asociaciones sociales y deportivas de la comarca.